Sexto consejo: Alimenta su creatividad

Queridas familias:

Aquí seguimos tras veinte días de confinamiento, espero que más animados tras saber que la curva del Coronavirus ya lleva 3 días bajando lentamente en nuestro país.

Yo estoy utilizando las traducciones del libro de la Dra. Harlow:  «Helping Gifted Kids Thriwe.  Insigths from the experts.», quien tan amablemente me ha autorizado a ello, como forma de terapia porque mantiene mi mente ocupada.  Asi que aquí va, de la mano de la Dra. Susan Daniels,  el sexto consejo para los padres de niños y niñas superdotados.

 

Alimenta su creatividad

 

Susan Daniels, Doctora en Psicología, es la cofundadora y Directora Educativa de Centro Summit, así como Profesora titular de Psicología Educativa y Consejera de la Universidad del Estado de California – San Bernardino-.  En el Centro Summit, la Dra. Daniels lleva a cabo diferentes Planes Educativos para niños y adolescentes como parte del Programa Integral para Superdotados y Superdotados con Evaluaciones Complejas. Ella analiza y sintetiza los datos de cada individuo, realizando las recomendaciones para una adecuada diferenciación académica, enriquecimiento, aceleraciones y demás medidas educativas.  Ella también atiende las consultas de las familias y de los colegios.

La Dra. Daniels es una reconocida experta en el ámbito internacional en el campo de la superdotación, desarrollo socio-emocional de los niños superdotados, creatividad y enseñanza-aprendizaje visual, que cuenta con numerosas publicaciones y presentaciones realizadas a raíz de las muchas conferencias y ponencias sobre psicología y educación que realiza cada año.  Ella también está especializada en el desarrollo socioemocional – relacionadas con la intensidad y sensibilidad- de los individuos superdotados a lo largo de su vida.

La Dra. Daniels es coatura del libro “Raising Creative Kids” (“Educando a niños creativos”) publicada en Great Potential  Press en 2003 , así como autora y coeditora del libro “Living with intensity” (“ Vivir con Intensidad”) (Gran Prensa Potencial,2008). Su libro más reciente, “Visual Learning and Teaching: An Essential Guide for Educators K-8, Visual” (“Aprendizaje y Enseñanza Visual: Una Guía esencial para educadores K-8”), será reeditado por Free Spirit en agosto de 2018.  Además de su ejercicio como consultora y escritora, la Dra. Daniels es cofundadora del Camp Summit, un campamento de verano para jóvenes superdotados.

 

“La creatividad es mucho más que una capacidad intelectual y cognitiva necesaria para resolver los problemas de nuestra sociedad actual.”

 

La creatividad es una capacidad innata, un derecho humano de nacimiento.  Como padres, normalmente somos muy conscientes del desarrollo de nuestro hijo a nivel emocional, social, física y espiritual.  Sin embargo, solemos dar menos importancia al desarrollo de la creatividad de nuestros hijos.  Alimentar la creatividad resulta esencial para el adecuado desarrollo de nuestros hijos a tanto nivel psicológico como físico.  Es a través de su imaginación y de su creatividad  que nuestros niños pueden ver las oportunidades que les rodean y disponer del potencial para crear una diferencia positiva en nuestro mundo.

Las investigaciones muestran que los niños experimentar una disminución de su creatividad cuando están alrededor del  Cuarto grado (9 años).  Esto sucede, en parte, porque la mayoría de las escuelas no nutren activamente la Creatividad. Así que depende de los padres el encontrar formas para estimular la creatividad de los niños.

La creatividad es mucho más que la capacidad cognitiva e intelectual necesaria para resolver los problemas actuales de nuestra sociedad.  La creatividad contiene implicaciones intelectuales, sociales y emocionales.  Si podemos pensar con flexibilidad, podemos ver y, potencialmente, entender, a otros que también son diferentes.  Podremos disponer de otras perspectivas.  Y todos estos beneficios harán de nuestros hijos niños más sanos y más adaptativos.

Atender la creatividad es muy divertido.   Yo animo a los padres a disponer de un espacio de creatividad en casa:  un espacio en que los niños tengan la libertad para hacer invenciones, diseñar, construir y experimentar con objetos e ideas. Si los padres no tienen mucho espacio en su casa, esto mismo es una oportunidad para la creatividad.  Algunos padres que he entrevistado han creado una caja con materiales para trabajar la creatividad que tienen bajo una mesa o debajo de la cama de sus hijos.

Hay muchísimos libros que los padres pueden consultar como recurso para desarrollar la creatividad de sus hijos.  De hecho, soy coautora del libro “Criando a niños creativos”.  Una de las cosas que yo animo a hacer a los padres con sus hijos es a tener revistas sobre la Naturaleza.  Los padres pueden invitar a su hijo a observar algo con atención a través de una lupa y luego dibujarlo con gran detalle. Si el niño tiene habilidades manuales, pueden mirar su huella digital y recrearla. Los padres pueden hacer a los niños dos preguntas curiosas a fin de estimular su pensamiento creativo:

¿A qué te recuerda? y ¿qué se te ocurre?

Una de las principales características de las personas altamente creativas es su deseo de buscar en su mundo lo inusual y los aspectos creativos. Podemos desarrollar  esta percepción y mentalidad creativa en nosotros mismos.  Observe de forma que su hijo lo escuche, lo que siente al ver una silla con un diseño único, al descubrir patrones en las hojas de las plantas, o al presenciar la creatividad de otros en webs de diseño, dibujo o escritura.

Cada día podemos tejer enfoques simples y creativos en las conversaciones que mantenemos con nuestros hijos.  Podemos estimular sus imaginación y desafiarlos a cambiar sus percepciones. Podemos adquirir un punto de vista diferente. Estos enfoques proporcionan a los niños la flexibilidad necesaria para navegar por nuestro mundo en constante cambio.

Otra característica común de la gente creativa es que necesitan tiempo en soledad.  Debido a nuestra cultura, estamos abocados a sobrecargar las agendas de nuestros hijos y las nuestras.  Cuando nuestros hijos son intensos y absorbentes, los padres pueden decir “Necesito un tiempo de descanso”.  Ese tiempo de espera tiene que ser una opción y no un castigo.  Tiene que ser un modelo por el que su hijo aprenda que está bien tomarse un tiempo, acostarse en su cama y simplemente pensar.  Si hace buen tiempo, se puede salir afuera, acostarse en el suelo con su hijo y ver las nubes pasar.  Entonces preguntarles «¿A qué se parecen?» o ¿A qué te recuerdan?”  La creatividad está al alcance de la mano de todo el mundo.

Todos los padres pueden ser padres creativos.  Solo haciéndolo, de formas fáciles y accesibles, podremos estimular la creatividad de nuestros niños.  Esto les proporcionará un camino a seguir de por vida, y les preparará  para prosperar en el futuro.

 

Hasta el siguiente consejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *