Derecho Sucesorio

La Protección Patrimonial que te acompaña hasta el final.

En ROS ABOGADOS queremos acompañarte también en esos difíciles y delicados momentos en que tienes que decidir qué va a suceder con tu patrimonio una vez que ya no estés o cómo quieres que sea tu partida en relación a la asistencia médica o no asistencia que puedas necesitar cuando no estés en condiciones de expresar tu voluntad por tí mismo.

Nada hay más triste que ver cómo surgen problemas familiares en el ocaso de nuestras vidas o ante un fallecimiento repentino, a causa de no dejar clara nuestra voluntad en relación a cómo queremos que se reparta nuestro patrimonio entre nuestros familiares y amigos, o al no haberlo realizado de forma correcta.

Lo cierto es que a todos nos causa cierto resquemor el pensar en una posibilidad que debería formar parte de nuestra educación, pero que hemos alejado de nosotros, pretendiendo con ello que no va a suceder, cuando, si hay algo claro, es que todos los seres humanos falleceremos antes o después.  Por este motivo tenemos claro que

Tu Amor por ellos también se manifiesta en dejar las cosas arregladas para cuando tú ya no estés.

Redactamos tu testamento contigo.

Si necesitas redactar o cambiar tu testamento, y no sabes qué tienes que hacer para dejar bienes a tu nieto favorito, o para dejar lo menos posible a ese hijo o hija que tan mal se portó contigo, o dejar bienes a quien te cuidó y ayudó, aún cuando no sea de tu familia, o a una organización de ayuda humanitaria, contrata nuestro servicio de asesoría en testamentos.

Te ayudaremos a redactar tu testamento, te acompañaremos al Notario más cercano a tu domicilio o al de tu preferencia y gestionamos todo por tí.

Reparte tu patrimonio respetando las leyes y tus deseos y evita impugnaciones y problemas futuros.

Tipos de Testamento

Hay varios tipos de testamentos y aquí le explicaremos con detalle las diferencias entre cada tipo de testamento y las características de cada uno de ellos.

Es importante que conozcas las diferencias entre los diferentes tipos de testamentos, para que cuando se tenga que utilizar el suyo no sea declarado nulo o sea impugnado, por este motivo, en la lista siguiente encontrará los principales tipos de testamento y clicando en cada icono podrá acceder a las características de cada uno de ellos. 

Testamento Vital                       Sucesión Abintestato                 Testamento  Abierto

Testamento Ológrafo             Testamento en Epidemia             Testamento en Peligro

                                                                                                                 de Muerte

 

Redacta tu testamento en línea

                                               Redacta tu Testamento online

¿Sabes cómo tramitar una herencia paso a paso?

Pasos para tramitar tu herencia

 

Cuando se hereda los bienes de un fallecido, existe un plazo de 6 meses desde el día del fallecimiento para pagar el Impuesto de Sucesiones

Lo primero que tienes que saber sobre los trámites para realizar una herencia es que tienes un plazo de 6 meses para pagar el Impuesto de Sucesiones que empieza a contar desde el día del fallecimiento. Cabe destacar que se puede solicitar una prórroga para la presentación de dichos impuestos por un plazo de 6 meses.

Llegados a este punto, para gestionar una herencia hay que pedir, en primer lugar, varios certificados. El primero de todos es el certificado de defunción, un documento que certifica el fallecimiento de una persona. Este documento hay que pedirlo en el Registro Civil que corresponda al fallecido y hay que solicitarlos pasadas 24 horas del fallecimiento. Además, el certificado de defunción sirve para realizar la inhumación, la cremación o dar otro destino final a los restos, y por otra, conocer el perfil de las causas de muerte de una comunidad.

El siguiente escrito que hay que obtener es el certificado de últimas voluntades, que acredita si el fallecido había dejado testamento y ante qué notario. Para obtenerlo, se solicita en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia y hay que pedirlo transcurridos 15 días desde la defunción.

Por último, se pide un certificado de contratos de seguros. Este documento servirá para conocer si el fallecido tenía contratado algún seguro que le diera cobertura en caso de defunción. Se pide también en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia después de que hayan pasado 15 días desde el fallecimiento,

Realizados estos trámites, se obtiene el testamento gracias al certificado de últimas voluntades. Habrá que pedir una copia en la notaria donde el fallecido realizó el testamento y se podrá saber quiénes son los herederos designados.

En caso de que no hubiera testamento, hay que realizar una declaración de herederos, para ver los parientes más cercanos con derecho a la herencia. Con carácter general, heredarán, por el siguiente orden, los descendientes, los ascendientes, el cónyuge, los hermanos o hijos de hermanos o el resto de parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad.

Entonces, hay que realizar este trámite en una notaría en el lugar donde el fallecido tuviera su última residencia y entregar los documentos que se le requieran. Además, es necesario acudir a firmar la declaración con dos testigos que acrediten el parentesco.

Inventario de bienes del fallecido

Cuando se hayan confirmado los herederos, hay que determinar el inventario que compone la masa hereditaria con los bienes, derecho y obligaciones del fallecido. En este momento habrá que decidir si se acepta o se rechaza la herencia.

Se puede aceptar la herencia a beneficio de inventario, cuando no se conoce si los bienes son superiores a las deudas. Aceptando la herencia mediante esta modalidad los herederos se aseguran de no tener que pagar las deudas que sobrepasen la herencia. Las otras dos opciones son renunciar a la herencia, cuando se sabe que las deudas son superiores, o la aceptación pura y simple de la herencia cuando se está seguro de que los bienes superan a las deudas.

Previamente, habrá que dar constancia, a través de la formulación del inventario, de todos los bienes inmuebles, dinero de las cuentas bancarias, productos financieros, vehículos, ajuar doméstico y deudas del fallecido. Es probable que en este punto se necesiten diferentes certificados (certificados de catastro o certificados de saldos bancarios) que acrediten los derechos y obligaciones del fallecido.

Después, se realizará una partición de la herencia. En un documento llamado cuaderno particional quedará constancia de la parte que le toca a cada uno de los herederos, teniendo que ser aceptado por todos. En caso de conflicto o desacuerdo en el reparto, es aconsejable acudir a un abogado experto en el tema.

Por último, se procederá al pago del Impuesto de Sucesiones. La cuantía variará en función de los bienes que se hereden y del valor de los mismos. Cabe destacar que, en el caso de las propiedades, se deberá abonar el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana. Además, no es obligatorio pero se recomienda acudir al Registro de la Propiedad y ponerlas a nuestro nombre.

¿Qué documentación se necesita para tramitar una herencia?

  • DNI o certificado de empadronamiento de la persona fallecida
  • DNI de todos los herederos
  • Certificado de últimas voluntades
  • Certificado de seguros de vida
  • Certificado bancario de saldos en cuentas corrientes y depósitos
  • Certificado de defunción
  • Escrituras de propiedades de inmuebles o terrenos.
  • Recibos del pago del IBI de dichas propiedades.
  • Documentación sobre el/los vehículo/s del fallecido al tiempo de su defunción.
  • Si hubiera testamento, será necesario para tramitar la herencia

Además de estos documentos si el fallecimiento se produjo sin tener testamento (circunstancia que conoceremos por el certificado de últimas voluntades) será necesaria la siguiente documentación:

  • Libro de familia o certificado de nacimiento de los descendientes y el certificado de defunción de alguno de los descendientes si también hubiera fallecido.
  • Certificado de matrimonio del fallecido o fe de soltería

 

Pie de página

ROS ABOGADOS es un despacho profesional que reúne a profesionales del Derecho, Economía, Finanzas y Comerciales.

Nuestra sede está en Granada, España, pero trabajamos online, lo que nos permite reducir nuestra huella de carbono.

Entradas del Blog